Ilustración infantil en el Perú: un paseo por la exposición “Mi casa es linda”

mural casa litratura¿Qué es educar? “Introducir al joven [o niño] a la realidad total”, diría el sacerdote y educador Luigi Giussani. Así ¿cómo introducirlo a la realidad que muchas veces le parece agreste, donde todo es más grande, los adultos parecen dirigir todo y  el sentimiento de vulnerabilidad lo inunda? Muchos modos son posibles, pero para la mirada de un niño cualquier método debe incluir el uso de la ilustración, del dibujo y del color. Desde el pedagogo Comenio ha sido así y ningún docente con experiencia puede negarlo. En este sentido, la intención de la muestra “Mi casa es linda”, que presenta la Casa de la Literatura, ha sido la de poder mostrar, recordar y valorar aquellas ilustraciones que acompañaron a los niños desde hace 100 años mostrando también los rostros detrás de los lápices y pinceles que trajeron la realidad (muchas veces lejanas realidades) de formas coloridas y bellas a los niños que querían conocerla y hacerla suya.

Antes de las tablets y los videojuegos, los textos escolares y los cuentos eran las herramientas de estudio y entretenimiento con las que se construía el imaginario y la cultura infantil del país. Volver a recapitular el cuidado y arte de tantos ilustradores que pusieron su don al servicio de la belleza para atraer a los niños a la lectura y al saber en general es algo valiosísimo en esta época donde todo cada vez es más tecnológico y más en un país donde los ilustradores no son valorados como muchos quisiéramos.

Tal como leemos en la descripción de la página web:

“Esta exposición incide en la contundente presencia de la ilustración para niños en el imaginario de los lectores y en su relación con la cultura popular tanto de Lima como de otras ciudades del país, teniendo en claro que un libro infantil es el primer acercamiento de una persona a la literatura, al arte y al diseño, así como una vía para la comunicación entre padres e hijos y un medio para ofrecer lecciones individuales y sociales.”

El trabajo de Daniel Contreras (curador) y Carlos Maza (asesor literario) es de grandísima calidad, envidiable en cuanto al material que presenta donde se pueden ver obras casi desconocidas por su antigüedad y otras cuya presencia brilla en la memoria de nuestra época escolar. Solo ya adultos podemos apreciar ese trabajo detrás de cada ilustración que en la niñez nos gustaba “porque sí”.

Vemos ilustraciones de suplementos escolares; de enciclopedias como “Venciendo”, “Enciclopedia escolar Bruño”, “Descubrir”; suplementos literarios como “Urpi” y “Visión Futuro” (este último dirigido por nuestro amigo Danilo Sánchez Lihón) y otras obras más de artistas de la talla de Nobuko Tadokoro, Rosario Núñez, Consuelo Amat y León, Issa Watanabe, Eduardo Tokeshi, Micaela Chirif entre otros.

En suma, una muestra imperdible (que va hasta fines de agosto de este 2015) para todo educador, ilustrador, diseñador gráfico y padre de familia que desea recordar su infancia y recrear esas sensaciones estéticas y fantasías que despertaban tan hermosas ilustraciones y compartir la experiencia con las jóvenes generaciones.

This slideshow requires JavaScript.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.