Machado para jóvenes lectores

Este libro reúne una selección de la obra del escritor brasileño Joaquim Maria Machado de Assis. Sus organizadores, los profesores de literatura Ana Cristina Chiara, Antonio Carlos Secchin, Denise Brasil e Ivo Barbieri, han escogido textos de diversos géneros y épocas de la vida del escritor, con especial énfasis en la prosa de ficción.

Un autor clásico no siempre es bien recibido por los más jóvenes o si lo abordan tan solo obedece al programa escolar, que muchas veces es considerado, a decir de Milton Hatoum, «un acto de flagelación al espíritu». Machado de Assis es un autor que se considera «difícil» para un lector inexperto, de hecho él mismo se burla de sus lectores en varios de sus cuentos y en palabras de sus personajes sugiere que no escribe para lectores distraídos ni para lectores ingenuos por voluntad propia. No obstante, esto no debe considerarse una advertencia de exclusividad, por el contrario, se trata de un empujón a la piscina del autor de la que nadie se debería escapar, ya que sus textos son muy ricos, en cuanto el brasileño escarba en la naturaleza humana hasta encontrar los límites de todos los aspectos que la componen y presentarlos al lector con su singular estilo cínico y sorprendente.

El volumen que presentamos es el resultado de la lectura de estos profesores durante sesiones de trabajo con jóvenes ––de allí el anuncio del título–– y de su lectura personal y profesional, que consideramos es la mejor manera que tiene un docente para prepararse en ese contagiar el gusto por los clásicos ––y por cualquier otra propuesta de un canon local–– y sumergirse con el pupilo en ella. A fondo y afuera del texto, porque el lector, o prospecto de lector o el otro a quien queremos involucrar en esta actividad, es quien mejor nos mostrará el camino de expectativas en el cual acompañaremos con nuestras sugerencias, ayudas o como simples interlocutores de lectura; privilegiando, claro está, el contacto directo con la obra.

El libro que se quiere escoger para leer es a veces sacralizado por nosotros mismos y al reconocer los artilugios o misteriosos secretos de la arquitectura de la narración nos dejamos envolver por ese manto nebuloso, no queremos nuevamente penetrar en él y privamos a otros de lo que ya disfrutamos dejando en el lado más empolvado del desván a autores que tienen mucho que dialogar con los más jóvenes. O por el contrario en la búsqueda de lecturas exploramos superficialmente y las calificamos apresuradamente de propuestas despreocupadas, poco adecuadas o sin nada que transmitir por estar lejanas a nuestra realidad geográfica. Un poco de investigación nos ayudará a descubrir lo que Machado de Assis nos comenta, que incluso hay anécdotas banales en los libros, pero «la misma banalidad en la boca de un buen narrador la hace rara y preciosa» (Esaú y Jacob). El equilibrio y acierto de nuestro escoger frijol, «soplar sobre él, y tirar afuera lo leve y hueco, paja y eco», guiados por el poema de João Cabral de Melo Neto, corre por cuenta del acompañante de lectura. Podemos adelantarles que Machado de Assis es una buena e inteligente opción.

A pesar de que la obra de Machado de Assis se configure a partir de las calles, plazas, así como en un determinado tiempo y sociedad brasileñas, el escritor pone en cuestión la universalidad humana. La crítica Juracy A. Saraiva explica muy bien este aspecto de la prosa del cuentista: «las tramas reveladoras de las acciones humanas transcienden el localismo para representar la esencia de lo humano, que es idéntica en toda y cualquier latitud».

Machado para jóvenes lectores está en portugués (Machado para jovens leitores, Editora de la Universidade do Estado de Rio de Janeiro, 2008, 184 pp.), pero este no debería ser un pretexto para dejar de lado a un autor como Machado de Assis. Su obra está traducida al español. Son buenas traducciones las del Fondo de Cultura Económica, Universidad Autónoma de México (UNAM), Fondo Editorial UCSS (Universidad Católica Sedes Sapientiae, Lima, Perú) y Biblioteca Ayacucho (Caracas, Venezuela). Algunos de sus cuentos y textos circulan por Internet; así que la mayoría de los que componen este volumen pueden ser encontrados si es que no se maneja la lengua portuguesa.

Las secciones temáticas que sirven para la organización de Machado para jóvenes lectores son «Amor y desamor», «Gusto de la libertad», «Artes y artistas», «Tipos inolvidables», «En el arca de Noé», «Contradicciones humanas», «Voluptuosidad del dinero», «Sátira política», «Archivo». Este sumario es un indicador de los temas que podemos encontrar no solo en el libro, sino en la narrativa de Machado de Assis.

Además de la poesía, la prosa de ficción y algunos discursos que componen el volumen, se han considerado documentos sobre el autor (el ítem «Archivo», por ejemplo) y un poema (incluido en el ítem «Posfácio») escrito en su homenaje por el poeta Carlos Drummond de Andrade. También se incluye una nota biográfica y una cronología de su obra.

Este mosaico de textos preparado por los organizadores, quienes también proponen un diseño atractivo, se puede considerar el primer trecho del camino del lector que se inicia en la lectura del brasileño y una provocación para introducirse en la obra de un autor que goza riéndose de sus lectores; es un libro para acompañar a este fisgón, según Antonio Candido, que cultivó magistralmente lo incompleto, lo fragmentario: «Su técnica consiste esencialmente en sugerir las cosas más tremendas de la manera más cándida». Machado deja al lector la insatisfecha labor de descubrir la verdadera historia tras la cáscara de las palabras nada rebuscadas de su narrativa. Insatisfecha porque nos deja malvadamente, en su mayoría de veces, tan solo la sensación y el rubor en las mejillas o el espanto de lo tremendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Solucione la siguiente operación matemática *