Más allá del jardín: el encanto de lo tenebroso

OverTheGardenWallUna propuesta arriesgada es la que ha tomado Cartoon Network al lanzar una miniserie que dista bastante de sus productos estrella como  Hora de aventura. Cuando aparece una producción que recurre a las leyendas y cuentos de hadas con música atractiva, buena animación llena de detalles y humor oscuro entonces es preciso detenerse a comentarla. En este caso estamos refiriéndonos a Más allá del jardín.

Over the garden wall (Más allá del jardín) es una miniserie de Cartoon Network creada por Patrick McHale (guionista y colaborador en Hora de aventura) de 10 episodios, de 10 minutos cada uno. La historia tiene un punto de partida sencillo: dos hermanastros, Wirt y Greg, están perdidos en el bosque y quieren regresar a casa (sí, un comienzo in media res con claros sabores dantescos); a partir de ese momento empiezan a encontrarse con diversos personajes que les ayudarán, complicarán el viaje, advertirán de peligros y a los cuales ellos también ayudarán a vencer al más peligroso de todo ese lugar, “La bestia”. Entre estos personajes resalta, en primer lugar, la pajarito Beatrice (sí, otro guiño a la Comedia) y, luego, el leñador y su lámpara.

Para valorar esta producción y explicar su éxito tenemos que ver dos aspectos: el arte y la historia (forma y fondo):

El arte

El estilo de dibujo de los personajes puede parecer simple, pero los fondos y detalles son sumamente trabajados. Esto no impide poder ver la influencia de artistas conocidos como John Kenn Mortensen (y sus Sticky monsters) y, según reconoce el mismo McHal, Doré y Disney, todo envuelto en ese aire oscuro que viene de los antiguos libros para niños (¿alguien dijo “Pedro Melenas“?). Y es que todo lo que domina desde el mismo opening es un aire de misterio, bello extrañamiento y fantasía que luego camina entre lo humorístico y lo tenebroso. Es este marco y sus elementos el que conquista sobre todo al joven y adulto ya que es funcional para los temas que presenta en el fondo la historia y que muchos niños no notarán a simple vista.

La música no está alejada del cuidado de toda la producción y hay canciones que por su simpleza encantan y, lo “peor”, se quedan en la mente del espectador. El trabajo en este nivel se hace evidente, han recurrido al absurdo para las letras a fin de jugar con el tono de la historia que acompañan: cuando vean la serie acuérdense de la canción del ladrón para que vean a lo que nos referimos.

brujas over the garden chihiroPor otro lado, los homenajes a otros animadores son innegables. Cuando el pequeño Greg sueña es inevitable pensar en Max Fleischer o en el mundo de sueños de Winsord McCay en su Little Nemo; o cuando llegan luego al pueblo habitado por muertos, los esqueletos salen de sus tumbas en claros movimientos que recuerdan al “The skeleton dance” (1929) de Disney (https://www.youtube.com/watch?v=PhvpoM4rNoo). Miyazaki tampoco está sin homenaje, notorio sobre todo en la bruja del episodio 7: “El sonido de la campana”:

La historia

overthegardenwallYa con el marco artístico aclarado, podemos fijarnos en la historia que da tanto brillo a esta miniserie. Al comenzar podemos fijarnos en que el ambiente de cuento de hadas domina. Hay brujas, animales que hablan, amor, fantasmas y… nada es lo que parece. En la Internet circulan versiones que ven a la historia con una clara inspiración en La divina comedia, de Dante Alighieri, y para ser sinceros, razones no les falta. Que la guía en Lo Desconocido se llame “Beatrice”, que Wirt, esté enamorado y perdido y sea un poeta en el fondo, que haya árboles… en fin, no seguimos para no revelar detalles de la serie para los que todavía no la hayan visto. También hay referencias a Alicia en el país de las maravillas solo que con sapo en lugar de conejo.

El tema de fondo se puede resumir en vencer el miedo a pasar “más allá del jardín”, el paso de la juventud al mundo y sus riesgos. Wirt es quien permite conocer poco a poco de qué va la psicología de fondo en los encuentros e incluso hasta de “la bestia”. El narrador en el primer capítulo describe el sitio así: “En un lugar perdido en los anales de la historia hay un sitio que pocos han visto, un lugar misterioso: lo desconocido; donde viejas historias han sido reveladas a aquellos que andan por el bosque”. ¿Qué es eso “Desconocido” a lo que hace referencia el narrador? Es lo que va enfrentando precisamente Wirt con la ayuda invaluable de su hermano Greg que es quien le recuerda lo más importante detrás de cada aventura. No negamos tampoco la referencia al más allá. Lo interesante aquí es la reactualización del núcleo narrativo de casi todo cuento de hadas: un personaje que debe salir de casa, tiene una misión, es ayudado y al regresar (si regresa), pues….

Al parecer McHale se ha dado cuenta de que la palabra clave para toda buena historia es “aventura”, una aventura que enfatice el descubrimiento personal de sus personajes. En solo 10 episodios podemos ver la evolución de los mismos y el porqué (casi) de esos muchos misterios.

La única contra de la serie y de la historia es que sin querer ha presentado un mundo muy bien construido y con innumerables detalles que ha suscitado mucha curiosidad por parte de los fans. El problema es que era imposible que todas las preguntas puedan ser solucionadas en 10 episodios, por lo que habrá cosas sin respuesta. Eso sí, el final que importa es redondo, solo diremos eso.

En suma, una serie que vale la pena ver, una sorpresa que de hecho habrá sorprendido a los mismos directivos de Cartoon Network por la fama boca a boca que va tomando esta serie (nos aventuramos a decirlo) casi de culto. Esperemos todo ayude a McHale a su carrera y podamos ver más series de su creación.

Plus: para evidenciar más la calidad de la serie tomen en cuenta que, en su versión original, las voces corren a cargo de Elijah Wood ( Wirt) , Collin Dean (Greg), Melanie Lynskey (Beatrice), Christopher Lloyd (el leñador),entre otros. La latina también es muy buena.

Leave a Reply

Your email address will not be published.