Gravity Falls: misterios y fantasía para todos

gravity_falls_by_animeman214-d592mf2Dentro del rubro de series para niños, jóvenes y adultos existen pocas que destacan por el respeto y complicidad con su público, es decir, series que crecen junto con sus espectadores de variadas edades y que afianzan su relación con la historia. Una de ellas (grata sorpresa en realidad) ha sido Gravity Falls (pierde sentido si se traduce en español), serie que viene de las canteras de Disney, pero cuya “magia” proviene del creador Alex Hirsh y que es un producto atípico a lo que usualmente presenta el hogar de Mickey Mouse.

La serie cosecha fans apenas es descubierta y esto se debe a una buena historia de suspenso, misterio y humor absurdo; personajes con los que uno entabla simpatía y una serie de misterios que van creciendo mientras se revelan. ¿Qué tiene que ver esto con literatura infantil? siga leyendo para descubrir los motivos por los que aparece en nuestra página. Empecemos con la introducción de cada capítulo:

 

Alex Hirsh ama los misterios y sabe que los seguidores también estarán a la caza de ellos, y por eso ha planteado una presentación que es una maravilla para enganchar: tonada pegadiza, presentación clara de cada personaje, y detalles que son descubiertos solo si se ve cuadro a cuadro. Una presentación que invoca al geek que todos llevamos dentro.

Historia

La premisa no puede ser más simple, dos hermanos gemelos (Dipper y Mabel) son enviados por sus padres con su tío Stan a pasar el verano (de hecho, los padres quieren estar tranquilos sin cuidar niños). El tío vive en un lugar llamado Gravity Falls en el estado de Oregon (Estados Unidos) donde tiene como negocio un museo de rarezas donde engaña a visitantes con figuras armadas de distinto tipo: una sirena, un esqueleto de un animal nunca visto, etc.). Pero Gravity Falls no es cualquier lugar, es un pueblo que esconde muchos y poderosos secretos, los cuales el espectador irá descubriendo junto a los protagonistas.

¿Qué tiene que ver esta serie con la literatura infantil?

Partiendo del hecho de que toda serie de televisión NARRA una historia, nos encontramos con una producción de un hijo del siglo XXI. Con solo 29 años es evidente que Alex Hirsch ha sabido beber de las fuentes de la tradición oral, en este caso de las leyendas urbanas (típicas en cualquier campamento) y aprovechar ese cúmulo de personajes de fantasía para presentarlos con mucho humor y en el marco de la experiencia típica de un adolescente norteamericano: un campamento de verano.

Los personajes son claramente definidos desde el primer capítulo y, aunque el humor y absurdo domina en su entorno, no pierden esos toques de humanidad que permiten encariñarse con los mismos. En ese sentido, Dipper (el protagonista que mueve la historia) empata con esos niños curiosos e inteligentes que antes que jugar prefieren curiosear y encontrar explicación a lo que les llama la atención.  Puede vivir lo típico de cualquier niño de 12 años, pero las increíbles aventuras que vive lo ayudan poco a poco a madurar.

Mabel es la presencia femenina, la hermana gemela que recuerda mucho a Didí de la serie de Cartoon Network, “Dexter”, aunque más “madura”: es inquieta, romántica, cariñosa, dulce y sumamente imaginativa.

Los personajes adultos son los que soportan las acciones de los pequeños. El tío de ellos, Stan, es el centro de muchas de las aventuras, y de hecho parece que oculta más de lo que dice. La figura femenina que desarrolla el tema amoroso (imprescindible en historias para púberes y adolescentes) es Wendy Corduroy, muy moderna ella y relajada que dará la nota romántica e incluso será la que permita desarrollar al personaje de Dipper.

¿Qué es lo que nos gusta?

En primer lugar, nos encanta que Disney se haya atrevido a lanzar una serie así, fresca, distinta y que permite disfrutar a los niños con sus padres de una buena historia. Luego, podemos resaltar que los secretos y misterios no son para nada simple ni infantiles, se nota que hay una mente detrás de ellos que le da lógica y cohesión y en eso Hirsh y un equipo con él se han preocupado en no tratar de tontos a los fans. Por último, la recuperación de las leyendas urbanas (incluso teorías conspirativas) es algo que siempre se agradece ya que llama a recuperar las locales y jugar a crear nuestro propio Gravity Falls, y es que sería genial que todo niño se dé cuenta que la realidad está llena de misterios que se rendirán ante su curiosidad e ingenio. Los grandes, podemos imitarlos y reír viendo esta genial serie.

Más información: https://es.wikipedia.org/wiki/Gravity_Falls

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Solucione la siguiente operación matemática *