Papá Noel o Los Reyes Magos

tres-reyes-magosEsta nota va como una botella tirada al mar. En varios países de Latinoamérica ya es costumbre el dar regalos a los niños el 25 de diciembre; bajo el árbol se colocan los obsequios envueltos y los niños despiertan a la medianoche para recibir el suyo y poder lucirlos en la mañana junto con sus amigos. En otros países, en cambio, quien trae regalos son los Reyes Magos, casi la misma mecánica, pero diferente personaje.

¿Da igual quien sea? Los que acostumbran leer, saben que el personaje, su persona y acciones van más allá de lo que se narra de él, y que llevan dentro lo que representan. En ese sentido, actualmente, la figura más “contaminada” de consumismo es Papá Noel o Santa Claus, más aún por la fecha, ya que la Navidad (seas creyente o no, es preciso admitirlo) celebra el nacimiento de Jesucristo, de ahí la consonancia con valores como paz, perdón, hermandad, contrapuestos actualmente a compras, compras y compras. Solo se es acorde al espíritu navideño si REGALAS.

papanoel-consumoNo, no es algo opinable, solo recordar un 23 al 25 de diciembre muestra el punto de que lo que más preocupa en navidad son los regalos, los juegos pirotécnicos y la cena. La publicidad inunda la televisión, los correos electrónicos y los niños ahora exigen regalos, no piden ya. ¿Jesús, hermandad y paz? Invisibles. Las empresas saben que muchos trabajadores reciben aguinaldo por Navidad y desean que se gaste lo más pronto posible, de ahí que el 25 es la fecha ideal.

La fiesta de Reyes

Los Reyes en cambio todavía gozan de una saludable lozanía no tan consumista. ¿La razón? la fecha. El 6 de enero ya es, en primer lugar, lejana al 25 y los personajes representan exactamente un solo acto: la generosidad y el obsequio. En cambio, el 25 ha quedado reservado para la natividad, el Nacimiento, Jesucristo y los valores universales que representan.

Tal vez, lo primero que pensará el lector es: “Esto funciona bien si eres cristiano…”. No lo creo, es simplemente una cuestión de crear los espacios para mostrar lo mejor de estas fiestas, aquellos valores que deseamos mantener para nuestros hijos. Si bien es posible hablar de Navidad sin Papá Noel, lo veo complicado; en sociedades de economías emergentes (como ya varias latinoamericanas) el consumismo es lo que prevalece en estas fiestas, por lo que los niños se verán arrastrados y el discurso quedará en un “Si mamá, sí papá…¿y mi regalo?”, el nacimiento solo es accesorio.

La toma de una tradición es importante en la familia, en otras épocas los inmigrantes mantenían las suyas en el país que los alojaban como un sentido de identidad y respeto por la cultura que los vio nacer. En la medida en que sanas tradiciones son abandonadas, los sujetos quedan a merced de lo que manda la moda del momento, y sabemos que las modas, muchas de ellas, surgen a iniciativas de los grandes comercios (¿o no “San Valentín”?). En este sentido, la mejor defensa contra esta ola comercial sería tomar una tradición que ayude a vivir mejor estas fiestas.

La elección al final es una decisión de la familia, cada una es libre de elegir la tradición que crea conveniente; lo que aquí se sostiene es que la costumbre de dar regalos el 25 está convirtiendo estas fiestas en un espacio solo para regalar, olvidando el nacimiento de Cristo. En cambio, mantener el 6 de enero como tradición para los regalos al menos permite tener espacios definidos para recordar a Cristo y su mensaje, por un lado; y por otro, los obsequios a los niños.

Saber más:

One Response to "Papá Noel o Los Reyes Magos"

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Solucione la siguiente operación matemática *