La tarea del escritor: el compromiso de Oswaldo Reynoso

reynosoEl escritor Ernesto Sábato se refería al trabajo del escritor como una tarea. El autor de El túnel afirmaba lo siguiente: La tarea del escritor sería el entrever los valores eternos que están implicados en el drama social y político de su tiempo y lugar… Pues si es profundo, el artista inevitablemente está ofreciendo testimonio de él, del mundo en que vive y de la condición humana del hombre de su tiempo y de su circunstancia (1983). En esa línea, es significativa la obra Los inocentes (1961) del escritor peruano Oswaldo Reynoso.

Esta refleja lo que sostiene Sábato en relación a la naturaleza de creación artística: se vuelve un testimonio del mundo y de la condición humana del hombre de su tiempo y de su circunstancia. A partir de ello, a lo largo de esta nota, comentaré el compromiso educacional y de denuncia que se evidencia en la obra Los inocentes, de Reynoso. En suma, me interesa recuperar, tomando la singular propuesta creativa de Reynoso, el compromiso implícito del artista con la realidad, que se vuelve fundamental si logra, tal como señala Sábato ––y tal como lo ha hecho el autor de Los inocentes––, entrever los valores eternos.

Pages: 1 2 3 4 5

2 Responses to "La tarea del escritor: el compromiso de Oswaldo Reynoso"

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Juan Valle Quispe   24 Enero, 2014 at 22:51

    Aunque suene duro decirlo, no hay, aparte de la representación (siempre parcial) de la realidad de los jóvenes y los espacios marginales en aquellos tiempos, una propuesta mayor. Creo que términos como denuncia o compromiso no quedan muy asentados si lo sopesamos en una postura ética que debe ser la propuesta de una literatura comprometida. Denunciar es dar cuenta de un delito o un acto que trasgrede una norma. Si se ve más a fondo, una denuncia implica también una reposición, una solicitud donde se vuelva al estado anterior al delito porque éste último no debe ser permitido o tolerado. Si nos guiamos de esa lógica, los personajes de Los inocentes están expuestos e ingresan a ese mundo viciado, donde aquellas normas de “la calle” tienen que cumplirse para ser un hombre. Como dice la autora del ensayo : “La identidad que tanto buscan corresponde a un prototipo de ser humano que debe despojarse de todo valor, de toda sensibilidad, de su humanidad, para cobrarle a la vida lo arrebatado. No importa, pues, volverse ladrón, cínico o vividor para ser alguien, para conquistar el mundo adulto, al cual identifican con libertad.” Es entonces la búsqueda no sólo de una apariencia, de una pose o postura para llegar a coexistir en aquel ambiente, es la aceptación de esas normas que los hace “despojarse de todo valor, de toda sensibilidad, de su humanidad”. Si la tarea de Reynoso fuera realmente de denuncia, haría entrever que estas prácticas no tienen que continuar, los adolescentes y jóvenes deberían de tomar consciencia que este, a fin de cuentas, no es el camino a seguir. Ni siquiera la postura trágica de el Rosquita pretende volverse una postura de un hombre que busca ser “bueno”. Lograr una vida digna implica una tarea realmente más “heroica”, es tratar de ser lo más consecuentemente posible con ese anhelo, no es sólo el querer sino el hacer. La propuesta de Reynoso en el Rosquita parece ser más de nivel espiritual, íntimo, que de tratar de romper con esas normas definitivamente. Personalmente no veo un aporte mayor de Reynoso, puesto que no ofrece en su “denuncia” una forma en la que los jóvenes luchen con todas sus fuerza por romper con todas las tentaciones de una sociedad viciada y corrupta. Solamente los describe en un momento difícil en el cual se ven esforzándose por ser “hombres” a la medida impuesta por la sociedad, lamentándose por ello, creyendo que ese tipo de sacrificio vale la pena en vez de proponerse en un momento determinado que ese accionar es negativo y que ese modo de vida tiene una salida que es alcanzable: entregándose a la heroica tarea de vivir y defender una ética, mediante la vida honrada, proponiendo la vuelta a los valores que han sido diezmados por la corrupción a la que son expuestos y atraídos.

    Saludos.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Solucione la siguiente operación matemática *