A 100 años de la publicación de “Simbólicas” de José María Eguren

EGUREN NOS PERTENECE

1

José María Eguren nació en la Lima antigua, en el cercado, el 7 de julio de 1874, siendo de signo zodiacal cáncer a quienes atrae el misterio y la imaginación resultando ser los más sensibles y especiales del horóscopo. Sus padres fueron don José María Eguren y Eulalia Rodríguez. Fue bautizado en la iglesia de San Sebastián donde también recibieran el agua sacramental Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y el héroe de la batalla de Arica Francisco Bolognesi. De niño vivió mucho tiempo en el medio rural o campestre en la Hacienda Chuquitanta de su familia, de la cual dejó dibujados unos bodegones que retratan sus muros añejos y aires feéricos.

LOS REYES ROJOS

Desde la aurora
combaten los reyes rojos,
con lanza de oro.

Por verde bosque
y en los purpurinos cerros
vibra su ceño.

Falcones reyes
batallan en lejanías
de oro azulinas.

Por la luz cadmio,
airadas se ven pequeñas
sus formas negras.

Viene la noche
y firmes combaten foscos
los reyes rojos.

2

En 1896 o 1897 al fallecimiento de sus padres se traslada con sus hermanas Susana y Angélica al balneario de Barranco en aquel tiempo aún separado y distante de Lima y no como ahora que forman parte de la misma ciudad. En aquel entonces él hacía el camino a pie, cuidando de no pisar ni siquiera una musaraña, pero mirando más al cielo en donde reconocía mil fantasmagorías.

LA TARDA

Despunta por la rambla amarillenta,
donde el puma se acobarda;
viene de lágrimas exenta
la Tarda.

Ella, del esqueleto madre
al puente baja, inescuchada;
y antes que el rondín ladre
á la alborada,
lanza ronca carcajada.

Y con sus epitalamios rojos,
con sus vacíos ojos
y su extraña belleza,
pasa sin ver, por la senda bravía,
sin ver que hoy me muero de tristeza
y de monotonía.

Va a la ciudad, que duerme parda,
por la muerta avenida,
y sin ver el dolor, distraída,
la Tarda.

3

Vivió siempre con sus dos hermanas, que nunca contrajeron matrimonio y que conservaron el carácter dulce y delicado de su madre, atributos que dedicaron completamente al querido poeta. Él, al igual que ellas, nunca se casó ni se conoce que tuviera con alguien algún amorío. Él y sus hermanas eran ramas de un mismo árbol, sutil, reservado y recóndito. Barranco era un promontorio levantado frente al mar, una aldea de familias soñadoras, con un sol amarillo quebrado en la copa de los ficus que sombrean calles y avenidas, un lugar silencioso donde deambulan duendes y marineros sonámbulos.

LIED III

En la costa brava
suena la campana,
llamando a los antiguos
bajeles sumergidos.

Y con tamiz celeste
y al luminar de hielo,
pasan tristemente
los bajeles muertos.

4

Carcomidos, flavos
se acercan vagando…
y por las luces dejan
obscurosas estelas.

Con su lenguaje incierto,
parece que sollozan,
á la voz de invierno,
preterida historia.

En la costa brava
suena la campana
y se vuelven las naves
al panteón de los mares.

Barranco tiene un hondo camino al mar, una quebrada de ensueño atravesada por un puente de vieja madera y de sombra. Es el famoso Puente de los Suspiros en donde las parejas de enamorados se hacen juramentos de amor y sentidas promesas.

Deambulan por sus calles muchachas cristalinas, ancianos extasiados, gatos trashumantes en la greca de algún tejado, y en los tiempos de Eguren monjas y beatas. Y algún caballero con un clavel en el ojal de largo traje.

Por las noches las parejas se besan recostadas a los muros de la orilla.

Pages: 1 2 3 4 5 6

One Response to "A 100 años de la publicación de “Simbólicas” de José María Eguren"

  1. Carlos Werner Murjahn Pacheco   15 Agosto, 2012 at 7:48

    Me a agradadó mucho el artículo que publicaron: A 100 años de la publicación de “Simbólicas” de José María Eguren.

    Soy un ávido lector y me encanta la poesía de Eguren.

    Sin embargo, tengo una duda: ¿en que año nació relamente el poeta? Hay una controversia en cuanto a su año de nacimiento, miembros de la Academia Peruana de la Lengua, como Silva Santisteban y Germán Belli, e, incluso, historiadores de la talla de Basadre y Lecaros difieren en esto; unos señalan 1882 y otros 1884.

    Tal vez puedan ayudarme.

    Muchas gracias

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Solucione la siguiente operación matemática *